Pensamientos positivos

Pensamientos positivos – ¿Por qué no son suficientes por sí solos?

Cuando escuchas pensamientos positivos lo primero que se te viene a la cabeza es vivir en un mundo lleno de rosas y colores, estar con la energía positiva a tope y brillar como las estrellas porque los pensamientos positivos todo lo pueden.

Nada en contra.

Ya sabes que hay de todo, en cuánto a realidades diferentes se trata.

Y son simplemente eso.

Realidades diferentes.

No hay porque juzgar.

Los pensamientos tienen mucho poder.

Y cuando digo que por sí solos no son suficientes no quiero decir que son mentira ni nada de eso.

No, no, no.

Sino que combinándolos con una serie de factores que forman un receta secreta (Que te mostraré más adelante) se pueden aprovechar 100 veces más para crear tus circunstancias.

Y hablando de circunstancias quiero dejarte una frase que tiene mucho que ver con los pensamientos positivos (Ya verás por qué) que a mí me dejó reflexionando un buen rato y por eso quiero que la interiorices.

No somos criaturas de las circunstancias, somos creadores de las circunstancias

Benjamin Israeli

Rompiendo mitos de pensamientos positivos

Yo muchas veces he leído y probablemente tú también, que los pensamientos positivos lo pueden todo y que son maravillosos…

Los pensamientos están directamente relacionados con los resultados.

Ahora, creer que solo pensar, sin accionar y sin mover un músculo se va a llegar a la luna…

No creo que sea la mejor idea.

No porque te pongas a atraer positivismo sin acción vas a tener todo lo que quieres tocando a la puerta de tu casa esta noche.

¿Por qué?

Porque todavía no has entendido el principio de cómo los pensamientos crean los resultados.

Principio: Pensamientos crean resultados

Todo parte con una idea que se transforma en un pensamiento, estos generan sentimientos que derivan en acciones que producen resultados.

Ideas – Pensamientos – Sentimientos – Acciones – Resultados

Como puedes ver, tus ideas y pensamientos tienen una relación directa con tus resultados.

Te voy a dar un ejemplo para que lo entiendas mejor:

A «Pedro» se le viene a la mente la idea de mejorar sus habilidades de tocar el piano hasta convertirse en un experto.

Pedro empieza a cultivar un deseo ardiente por convertirse en el mejor pianista de su país y que mejor manera de lograr eso que aprender de un referente que está en el lugar dónde él quiere estar.

Aunque hay un problema, Pedro no tiene los recursos suficientes para emprender un largo viaje hasta donde está el mejor pianista de su país.

Pedro podría decidir renunciar y decir “No tengo dinero” “No voy a ser lo suficientemente bueno” o “Es un viaje muy peligroso y no sé dónde voy a dormir”

Pero no, Pedro a pesar de todos los problemas decide emprender el viaje, intercambiando trabajos por comida, pidiendo aventón, etc. Pero siempre con su deseo firme de ser el mejor pianista de su país.

Cuando Pedro llega a la ciudad hace todo lo imposible por encontrar a su referente (El mejor pianista de su país) el cuál al ver su perseverancia y deseo firme le presta un piano y lo enseña a tocar cómo un verdadero maestro.

Tiempo después con mucha práctica y perseverancia Pedro se convierte no sólo en el mejor pianista de su país, sino también en uno de los mejores del mundo.

Esta historia refleja como todo surgió con una idea la cual se transformó en un Pensamiento que derivó en un deseo ardiente el cual pudo con toda dificultad y llevo a accionar a Pedro hasta lo imposible, para conseguir el resultado que quería.

Puedes leer la historia varias veces para que interiorices este sistema.

Y cómo te darás cuenta.

Pedro nunca le echo la culpa a nada.

Pedro nunca se quejó diciendo que si llovia, que si no llegaba o que si su referente no le quería enseñar.

Tampoco retrocedió diciendo que es muy arriesgado, que mejor ya no sería el mejor pianista del país, etc.

¿Lección?

Cuando le echas la culpa a las circunstancias externas pierdes el poder de lo que pasa en tu vida.

Y te vuelves víctima de las circunstancias.

¿Eliges ser una criatura víctima o un creador de tus circunstancias?

Si eliges ser un creador de tus circunstancias es hora de que empieces a aprovechar el poder del pensamiento.

¿Por qué el pensamiento tiene tanto poder?

Si te parece increíble como las palabras tienen tanto poder, el pensamiento va mucho más allá.

Cuando la mente moldea una idea que se transforma en un pensamiento, se va convirtiendo en realidad según como creas las circunstancias.

El pensamiento positivo y las declaraciones pueden empoderar a la acción.

Si trabajan conjuntamente como uno solo, el resultado se puede multiplicar muchísimo.

O si lo quieres en forma de frase:

Todo el que conozca cómo pensar positivo sabrá que se necesita acción, pero que su acción es empoderada a través de sus pensamientos

Si los pensamientos tienen poder, los pensamientos positivos tienen mucho más.

Creo que no hay ninguna duda.

Porque tienen la capacidad de empoderar a la acción que a su vez influye en tus resultados.

Ahora, si los combinas con otra serie de factores muy interesantes tendrás una receta secreta muy completa capaz de volverte imparable como Pedro el del ejemplo de arriba.

Una receta secreta muy completa

Tener una buena idea acompañada de pensamientos positivos los cuáles generan un sentimiento y deseo ardiente que te permite tomar un grado de acción que no acepte el fracaso como opción te va a volver imparable.

Y si esto lo acompañas…

  • Tomando acción de manera inteligente
  • Cuidando la calidad de preguntas que te haces
  • Usando un lenguaje de líder
  • Y sabiendo cómo afrontar los problemas, las críticas y los momentos de frustración

Vas a marcar un antes y un después en tu vida.

Para eso el primer paso es entender la sencilla función de tu mente que pasas por alto todos los días y que además es la raíz de la preocupación en tu vida.

Descúbrela ahora mismo, porque es importante que entiendas cuál es esa sencilla función de tu mente para poder aplicar el principio: Pensamientos crean resultados.

¿Listo?

Te veo dentro.

Si te gustó el artículo, por favor compártelo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.